Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 17 de julio de 2017

Helado de cheesecake con frambuesas sin heladera

Helado-cheesecake-con-frambuesas-sin-heladera

No tengo heladera pero me estoy planteando comprar una, porque cada vez me gustan más los helados caseros. Ya tengo publicada una receta de helado de chocolate, muy rico, y esta vez os traigo helado de uno de mis sabores favoritos, cheesecake con frambuesas. 

Como últimamente me ha dado por hacer los postres lo más saludables y ligeros posible, he utilizado como endulzantes la panela y el sirope de agave. Y en vez de poner nata o crema de leche, he utilizado leche de arroz, ya que el queso aporta bastante grasa (así compensamos un poquito). 

Lo importante es que el resultado es igual de rico, y si los ingredientes son más saludables pues mejor.

El helado es muy fácil de preparar, aún sin heladera, lo único que debéis tener en cuenta es que en el proceso de congelación, debemos sacar el helado cada 30-45 minutos y batirlo con un tenedor o con varillas, durante las 3 primeras horas. Así evitaremos que se formen cristales de hielo.

Otra cosa a tener en cuenta es que hay que sacarlo del congelador unos 20 minutos antes de consumirlo, de lo contrario estará un poco duro.

Pero lo mejor de todo, es que teniendo en cuenta estos detalles, disfrutaréis de un delicioso helado, casero, y con unos excelentes ingredientes.

Primero te dejo la receta en vídeo y después escrita:




Ingredientes para el sirope de frambuesas:

- 125 g. de frambuesas
- 2 cdas. de panela molida o azúcar 
- 1 cda. de agua

Para el helado:

- 125 g de yogur griego natural sin azucarar
- 400 ml de leche de arroz ( podéis usar cualquier otra variedad de leche, nata o crema de leche)
- 250 g de queso crema ( yo he usado mascarpone)
- 75 g de panela molida
- 2 cdas. de sirope de agave (se puede sustituir por 2 cdas. de miel)

Elaboración:

Lo primero vamos a preparar el sirope de frambuesas para que se vaya enfriando. Para ello ponemos un cazo a calentar con las frambuesas, las 2 cdas. de panela y la cda. de agua. Llevamos a ebullición, retiramos del fuego, y cuando se haya enfriado un poco, lo trituramos y reservamos.

 Para hacer el helado, ponemos en un bol amplio todos los ingredientes, el yogur, la leche, el queso, la panela y el sirope de agave, y batimos con varillas hasta que se integren todos los ingredientes.

Vertemos la mezcla en un recipiente hermético y llevamos al congelador.

Durante las 3-4 primeras horas, cada 30-45 minutos sacaremos el helado del congelador y removeremos bien con un tenedor, o batiremos con varillas. 

La última vez que hagamos este paso, añadimos el sirope de frambuesas y mezclamos con un cuchillo. 

Volvemos a dejar en el congelador hasta que lo vayamos a consumir. 

¡ Recordad sacarlo unos 20 minutos antes !


helado-de-cheesecake-con-frambuesas


Espero que te haya gustado y que estés disfrutando mucho del verano, que con helados como este se lleva todavía mejor!!

¡¡Hasta pronto!!

Pilar

lunes, 10 de julio de 2017

10 ensaladas diferentes que te van a encantar!


En el post de hoy no te traigo una receta, te traigo 10 recetas!! Todas de ensaladas diferentes, y es que en verano lo que más apetecen son ensaladas y gazpachos como éste de sandía, súper refrescante, o éste otro de remolacha, cualquiera de los dos cargados de vitaminas y muy saludables.

Y si hablamos de dulces te aconsejo que no te pierdas éste recopilatorio de tartas sin horno, aunque la verdad ahora tendría que añadir alguna más.

Pero volviendo a las ensaladas, a continuación he hecho una recopilación de 10 ensaladas diferentes, con legumbres, pasta, quinoa, frutas..., a cuál más rica.

Pincha en el nombre y te llevará directamente a la receta.

La primera es una de mis favoritas, y es que la vinagreta de mango me encanta! Además es una forma ideal de consumir legumbres en verano. Si te gusta la combinación de dulce-salado te va a encantar!

Ensalada de pasta y garbanzos con vinagreta de mango



De la segunda destacaría la presentación tan original en una cesta hecha con hojaldre. En el post tienes el paso a paso para hacerla, muy fácil y además rica! Aquí si que puedes decir que te vas a comer hasta el plato!!

Ensalada de otoño en cesta de hojaldre



De la tercera te puedo decir que tiene unos ingredientes a cuál más cargadito de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, además de prepararse en un periquete y estar riquísima!!

Ensalada de aguacate y remolacha con semillas de chía



Esta combinación me encanta! A las ensaladas de pasta me gusta mucho ponerles manzana, por supuesto nueces, y queso (mi debilidad), en este caso gorgonzola, aunque le puedes poner cualquier otro.

Ensalada de pasta con manzana, queso y nueces



La ensalada griega lleva queso feta, muy tradicional en Grecia, aceitunas negras, y un toque de frescura que le aporta la sandía.

Ensalada griega


La siguiente receta es una ensalada con quinoa. La quinoa tiene un alto valor proteico además de muchas propiedades muy beneficiosas, así que si te apetece incluirla en tu dieta esta es una buena manera de hacerlo.

Ensalada de quinoa



En esta ocasión se trata de una ensalada cuyo ingrediente principal es la lombarda. Las coles solemos consumirlas cocinadas, y crudas en ensalada también están ricas y además de esta manera nos beneficiamos de todas sus propiedades. Así que te animo a que pruebes esta ensalada.

Ensalada de lombarda con pera, nueces y arándanos



Yo no se a ti, pero a mí desde luego no me apetecen unas lentejas con este calor. Bueno si son en ensalada y con el toque refrescante que le da la piña, entonces si.

Ensalada de lentejas con piña



Todos sabemos que las espinacas nos aportan  hierro, y que para que nuestro organismo absorba mejor el hierro, deben consumirse con alimentos ricos en vitamina C. Pues con esta ensalada tan sencilla y tan rica lo tienes muy fácil.

Ensalada de espinacas, naranja y piñones



Y por último esta ensalada que en México llaman pico de gallo. Con el tomate, aguacate y papaya como ingredientes principales, y el toque tan rico que le da el cilantro fresco y la lima. Riquísima!

Pico de gallo con aguacate y papaya



Espero que te haya gustado esta recopilación de 10 ensaladas diferentes para tenerlas todas a un solo click, y que te sirvan de inspiración.

¡¡Y a seguir disfrutando del verano!!

Pilar

jueves, 29 de junio de 2017

Panna cotta de arándanos saludable

panna cotta de arándanos saludable

La panna cotta es un postre típico italiano de la región del Piamonte, parecido al flan, muy fácil de preparar y con unos ingredientes muy sencillos.

Panna cotta significa literalmente "nata cocida", y en eso consiste precisamente el postre, en cocer nata con azúcar y gelatina.

Se pueden hacer muchas variantes, y yo he decidido hacer panna cotta de arándanos.

Hoy en día se suele sustituir parte de la nata por leche, para aligerar un poco el postre, pero yo he querido hacer una versión aún más ligera, y además con ingredientes más saludables. Todo sea por la operación bikini, jaja.

He utilizado a partes iguales, leche vegetal de almendras, que puedes sustituir por cualquier otra leche vegetal a tu gusto, o por leche de vaca desnatada.  Y en vez de nata tradicional, he utilizado leche evaporada, que es la alternativa ligera a la nata, con mucha menos grasa y calorías.

En vez de azúcar blanco he usado azúcar de coco, que aunque tienen más o menos las mismas calorías, a nivel de nutrientes el azúcar de coco nos aporta más que el azúcar blanco. Además tiene un índice glucémico bajo, lo cuál nos ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre.

El agar agar es un gelificante de origen vegetal, pero como no se encuentra en cualquier supermercado, lo puedes sustituir por hojas de gelatina neutra.

Y por último los arándanos, estos frutos del bosque tienen muy pocas calorías y muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud. Muy ricos en antioxidantes, muy buenos para la salud de la vista, infecciones urinarias, circulación y muchas propiedades más.

Así que después de esta larga introducción, espero que te animes a hacer esta panna cotta de arándanos tan rica y tan fácil.

Aquí te dejo la receta en vídeo y después escrita:



Ingredientes para 4-6 personas:

200 ml de leche vegetal de almendras (o cualquier otra a tu gusto)
200 ml de leche evaporada
200 g de arándanos
60 g de azúcar de coco ( se puede sustituir por otro endulzante a tu gusto)
1 cucharada de zumo de limón natural
1 g de agar agar en polvo ( o 4 hojas de gelatina neutra)

Elaboración:

Ponemos en un cazo a fuego medio el zumo de limón, el azúcar y los arándanos (reserva unos pocos para la decoración). Llevamos a ebullición, sin dejar de remover. Una vez comience a hervir, retiramos del fuego.

Batimos con batidora la salsa de arándanos y colamos para retirar los pequeños trozos de piel que hayan podido quedar. Reservamos.

En otro cazo ponemos a calentar la leche de almendras, la leche evaporada, y espolvoreamos el agar agar por encima. Esperamos a que hierva y dejamos durante un minuto.

Retiramos del fuego e incorporamos la salsa de arándanos, reservando previamente 2-3 cucharadas para la decoración.

Mezclamos hasta que tengamos una mezcla homogénea.

En el caso de que uséis hojas de gelatina neutras, debéis ponerlas a hidratar antes de cocer la leche.

Cuando comience a hervir la leche de almendras y la leche evaporada, retiráis del fuego, incorporáis la salsa de arándanos, y una vez tengáis una mezcla homogénea, agregáis las hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas. Removéis hasta que se disuelvan por completo.

Repartimos la mezcla en vasitos o en el molde que hayamos elegido, y refrigeramos al menos durante 3-4 horas. A mí me gusta dejarlo de un día para otro.

Desmoldamos y servimos con un poco de salsa por encima y unos arándanos.

Panna cotta de arándanos con ingredientes más saludables y ligeros

Panna cotta de arándanos ligera y saludable

Panna cotta de arándanos con ingredientes saludables

Un postre ideal para tener preparado con antelación cuando tienes invitados.

¡Hasta pronto!

Pilar

Si te ha gustado comparte !!

martes, 20 de junio de 2017

Cheesecake de limón y merengue sin horno

cheesecake de limón y merengue sin horno

Muy buenas!! Qué tal estáis llevando la ola de calor, en primavera !! A mi la verdad es que este calor tan intenso me agota mucho, pero como siempre digo que llevo mejor el calor que el frío, no me quejaré demasiado!

Hoy os traigo una receta ideal para estos días, que lo que menos queremos hacer es encender el horno. Menos mal que hay un montón de recetas de tartas y postres sin horno riquísimas! Ya tendremos tiempo en invierno esas tardes de domingo lluviosas, de hornear deliciosos bizcochos.

Así que la receta de hoy es un cheesecake de limón y merengue, muy fácil, rico y fresquito. Y si os apetece ver más recetas de tartas sin horno podéis consultar el recopilatorio que hice de cuatro tartas sin horno, o este cheesecake de chocolate sin horno, o esta tarta de tres chocolates con Oreo.

Primero te dejo la receta en vídeo y después tienes la receta escrita:




Ingredientes para la base:

- 1 paquete de galletas tipo María
- 40 g de mantequilla derretida

Para el relleno:

- 200 ml de nata para montar o crema de leche
- 270 g de queso crema tipo Philadelphia
- 3 cucharadas de azúcar
- Ralladura de un limón
- 1 sobre de gelatina de limón
- 200 ml de agua

ingredientes cheesecake limon y merengue sin horno


Para la cobertura y decoración (merengue suizo):

- 2 claras de huevo
- 120 g de azúcar blanco

Elaboración:

Forramos con papel vegetal la base de un molde desmontable de 16 cm de diámetro, y ponemos una tira de acetato de uso alimentario en las paredes del molde. Si no tenéis tiras de acetato podéis engrasar las paredes del molde con mantequilla o spray desmoldante, y poner unas tiras de papel vegetal. Esto es opcional, pero si lo hacemos nos será más fácil desmoldar la tarta.

Trituramos las galletas en una picadora, con un tenedor o metiéndolas dentro de una bolsa de plástico y pasando un rodillo por encima.

Derretimos la mantequilla en el microondas a intervalos de 30 segundos y potencia media.

Vertemos la mantequilla derretida sobre la galleta triturada y mezclamos muy bien.

Extendemos la mezcla por la base del molde y presionamos con el reverso de una cuchara o la base de un vaso.

Reservamos en la nevera.

Montamos la nata o crema de leche, batiendo con batidora de varillas. No es necesario que quede muy firme. Reservamos también en la nevera.

Ponemos en un bol el queso crema, las tres cucharadas de azúcar y la ralladura de limón. Batimos bien con el accesorio pala de la batidora, o con varillas eléctricas o a mano. Lo que tenemos que conseguir es que el queso quede cremoso y suave, y se mezcle perfectamente con el azúcar y la ralladura de limón.

Preparamos la gelatina de limón.

Ponemos a calentar 100 ml de agua. Cuando comience a hervir, apagamos el fuego y vertemos el contenido del sobre de gelatina. Removemos hasta que se disuelva por completo.

A continuación incorporamos los otros 100 ml de agua fría, sin dejar de remover.

Vertemos la gelatina, poco a poco y en forma de hilo, sobre la mezcla de queso batiendo a la vez, hasta que se mezclen bien los ingredientes.

Incorporamos la nata montada a esta mezcla, poco a poco y con movimientos envolventes.

Vertemos la preparación sobre la base de galleta y refrigeramos 3 o 4 horas como mínimo, o mucho mejor si lo dejamos hasta el día siguiente.

Cuando tengamos nuestra tarta totalmente cuajada preparamos el merengue suizo para la cobertura y decoración.

Ponemos a calentar al baño maría, las claras junto con el azúcar. Removemos constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto. Esto sucede cuando alcanza una temperatura de 40-50 º C. Lo mejor es tener un termómetro de azúcar y así controlamos que no supere los 60 º C, para evitar que las claras se cuajen. Pero si no tenemos termómetro podemos comprobar que el azúcar se ha disuelto tocando con las yemas de los dedos una gota de la mezcla.

Una vez que el azúcar se haya disuelto retiramos del fuego y vertemos en el bol de la batidora. Batimos con varillas, primero a velocidad media baja, y cuando empiece a espumar subimos la velocidad, y batimos hasta que tengamos un merengue firme y brillante.

Ya solo nos queda decorar la tarta a nuestro gusto. Yo lo he hecho con manga pastelera y boquilla 1 M de Wilton, como podéis ver en el vídeo. Y después he tostado el merengue con un soplete de cocina.


Tarta de queso con limón y merengue


Porción de tarta de limón y merengue sin horno

Y hasta aquí la receta de cheesecake de limón y merengue sin horno. Espero que os haya gustado y que veáis el vídeo para ver paso por paso.

Y si tenéis cualquier duda aquí estoy para ayudaros !!

¡¡ Hasta pronto !!

Pilar

Si te ha gustado comparte en tus redes sociales

martes, 13 de junio de 2017

Como hacer masa de pizza con masa madre


Ya tengo otra receta de pizza casera en el blog, que podéis ver aquí, y hasta una receta de pizza dulce de chocolate y fresas. Y es que la verdad es que la pizza me encanta y si es hecha en casa mucho más.

Así que casi todos los fines de semana cenamos pizza algún día. Además un día hago la masa, la divido en cuatro partes, una la dejo para hacer ese día y el resto lo congelo en porciones por separado. Así tengo masa congelada para tres días más.

El día que voy a hacer pizza de nuevo, saco del congelador una de las porciones y la dejo descongelar en el frigorífico. Cuando se ha descongelado la dejo a temperatura ambiente una media hora, y ya la estiro con el rodillo y le pongo el relleno que haya elegido para ese día.

La diferencia entre la receta de hoy y la pizza salada que ya tenía publicada, aparte de los ingredientes del relleno claro, está en la masa. En esta ocasión la he hecho con masa madre y en la otra ocasión no. Así podéis probar las dos recetas y decidir cuál os gusta más y si notáis diferencia.

Lo que nunca suele faltar en mis pizzas son las nueces, nos encantan tostaditas en el horno !!

Primero os dejos la receta en vídeo y después la tenéis escrita:


Ingredientes para la masa madre:

- 165 g de harina de fuerza
- 190 ml de agua templada
- 3 g de levadura fresca

Resto de ingredientes para la masa:

- 165 g de harina de fuerza
- 5 g de azúcar
- 5 g de sal
- 35 ml de aceite de oliva

Para el relleno (cantidades al gusto):

- Tomate frito
- Queso rallado para pizza (Mozzarella)
- 1/2 berenjena
- Queso de cabra
- Nueces
- Orégano seco

Elaboración:

Lo primero hacemos la masa madre. Para ello disolvemos la levadura en el agua templada. Vertemos sobre la harina que tendremos en un bol amplio, y removemos bien con una varilla.

Tapamos el bol con film de plástico y dejamos que fermente. Dependiendo de la temperatura que tengamos, va a tardar más o menos tiempo en fermentar. A las levaduras les gusta el calorcito, así que ahora no hay problema, pero en invierno podemos meter la masa madre en el horno a 30 º C durante media hora o una hora.


Cuando nuestra masa madre tenga este aspecto, ya está lista para ser utilizada.

Vertemos en el bol de la batidora la masa madre junto con los demás ingredientes de la masa de pizza ( harina, sal, azúcar y aceite). Ponemos el gancho de amasar y dejamos hasta que tengamos una masa muy elástica que se desprende de las paredes del bol.

Este paso lo puedes hacer a mano si no dispones de batidora eléctrica con gancho de amasar.

Una vez que tengamos nuestra masa bien elástica, hacemos con ella una bola y la dejamos de nuevo en el bol, tapada con film de plástico, para que fermente de nuevo.


Llegado este punto, presionamos un poco la masa para desgasificar (quitarle el gas que se ha generado durante el levado). Y si no queremos utilizarla toda, este es el momento de hacer porciones y congelar individualmente.

Extendemos la masa del tamaño y grosor deseado con ayuda de un rodillo, y vamos poniendo los ingredientes del relleno por el siguiente orden:

Primero cubrimos toda la superficie con una fina capa de tomate frito.

A continuación repartimos el queso rallado.

Después la berenjena lavada, pelada y en rodajas finas, a las que habremos puesto una pizca de sal.

Por último repartimos rodajas de queso de cabra y las nueces.

Espolvoreamos con orégano seco.

Las cantidades y los ingredientes del relleno son opcionales y al gusto de cada uno.

Llevamos al horno precalentado a 200 º C, calor arriba y abajo, durante 20 o 25 minutos, hasta que esté doradita.


Siento no haber hecho fotos más bonitas, pero es que a veces es difícil hacer esperar a la familia deseosa de hincarle el diente, jaja.

Si te ha quedado alguna duda puedes ver la receta en vídeo y si aún así no te ha quedado algo claro no dudes en preguntarme, te intentaré ayudar encantada.

¡Hasta pronto!

Pilar