Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 23 de mayo de 2014

Quiche de brócoli, queso gorgonzola y nueces



Tenía un poco de masa quebrada congelada, que me sobró la última vez que hice quiche, y decidí utilizarla para hacer esta receta que encontré en la página de Demos la vuelta al día. La verdad es que todos los ingredientes de la receta me gustan, por lo que el éxito estaba asegurado. El brócoli deberíamos consumirlo habitualmente debido a sus grandes propiedades nutritivas, es rico en hierro, en calcio, y posee propiedades anticancerígenas, entre otras. Las nueces, ricas en grasas Omega 3, ayudan a reducir el colesterol y previenen la mala circulación, entre otras muchas propiedades que se le otorgan a estos frutos secos.  Lo único es que hay que consumirlos con moderación por su alto aporte calórico. Y el queso, qué os voy a contar del queso, pues que como ya sabréis es rico en calcio, aporta proteínas, pero que este tipo de quesos que son muy grasos hay que consumirlos con moderación, lo que a mi me resulta muy complicado porque son mi debilidad... me gustan todos !!

Pues aquí os dejo la receta: 

La receta de la masa quebrada, si es que optáis por hacerla en casa, la podéis encontrar en mi receta de Quiche de puerros. También podéis comprar masa quebrada o masa de hojaldre ya preparada.

Ingredientes:

- Masa quebrada (en la receta original masa de hojaldre)
- 250 g de brócoli
- 1/2 cebolla
- 50 g de queso gorgonzola
- 200 ml de nata para cocinar
- 8 uds. de nueces peladas y partidas a la mitad
- 2 huevos
- Aceite de oliva, sal y pimienta negra

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo. Ponemos la masa quebrada en un molde redondo, la pinchamos con un tenedor, ponemos peso encima ( unos garbanzos, por ejemplo ), y la metemos en el horno durante 20-30 minutos.

2. Lavamos el brócoli, separamos sus flores, y lo cocemos en agua con sal, o al vapor, durante 5 minutos aproximadamente. No lo debéis cocer demasiado porque después lo vamos a meter en el horno. Escurrir y reservar.

3. Picamos finamente la cebolla, y la rehogamos en una sartén, con un chorrito de aceite de oliva, durante 5 minutos. Reservamos.

4. Sacamos la masa del horno, dejamos templar, le retiramos el peso que le hayamos puesto, y ponemos el brócoli, las nueces y el queso a trocitos.

5. Mezclamos la nata líquida con los huevos, ligeramente batidos, salpimentamos y añadimos la cebolla, mezclamos. Vertemos sobre la quiche, con cuidado de que quede bien repartido.

6. Metemos de nuevo en el horno durante 40 minutos más, o hasta que veamos que está doradito.

Dejamos templar, y ya la tenemos lista para servir.



Está rica templada, pero también está muy buena fría.




Animaros a probarla, seguro que os va a gustar.

¡Buen provecho y hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario