Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 3 de junio de 2014

Canelones rellenos de soja texturizada y verduritas



Los canelones siempre han sido una de mis recetas favoritas y que más éxito han tenido entre quienes los han probado. Antes de ser vegetariana los hacía con carne picada pero ahora utilizo soja texturizada y les siguen gustando muchísimo también, incluidos los no vegetarianos. Así que aquí os dejo la receta esperando que la hagáis y tengáis mucho éxito también. Y por supuesto si no sois vegetarianos podéis sustituir la soja texturizada por carne picada, aunque yo os aconsejo que probéis esta alternativa a la carne.

Si no conocéis la soja texturizada, podéis verla aquí.

 Receta:

Ingredientes:

- 20 placas de canelones ( 1 paquete )
- 100 g de soja texturizada deshidratada
- 1 cebolla mediana
- 3 dientes de ajo
- 2 zanahorias
- 2 pimientos verdes italianos
- Tomate frito
- Sal, pimienta negra y orégano.
- Queso rallado

Para la salsa bechamel:

- Aceite o mantequilla
- 2 cucharadas soperas de harina de trigo
- leche (300 ml aproximadamente)
- Sal

Preparación:

Hidratamos la soja texturizada en el doble de su volumen de agua, durante 20-30 minutos será suficiente. Pasado este tiempo la escurrimos presionando con una cuchara o con las manos para que suelte bien todo el agua, y la secamos con papel de cocina o con un paño limpio.

Hervimos las placas de pasta de canelones según las instrucciones del paquete. Reservamos.

Lavamos y cortamos la cebolla, los ajos, las zanahorias y los pimientos en trozos pequeñitos.

En una sartén con la base cubierta de aceite y a fuego medio, vamos echando las verduras por este orden. Primero la cebolla, a continuación los ajos, pasados cinco minutos incorporamos la zanahoria, dejamos que se haga un poco y añadimos los pimientos. Echamos la soja texturizada, salpimentamos y dejamos a fuego lento y moviendo de vez en cuando hasta que todos los ingredientes estén bien cocinados. Por último añadimos un buen chorro de tomate frito y orégano, y lo dejamos unos minutos más. Este proceso nos llevará una media hora y es fundamental que lo hagamos a fuego lento y sin prisas para que se mezclen bien los sabores y el resultado sea el que queremos.

Rellenamos nuestros canelones y ponemos en una fuente apta para el horno.

Para hacer la salsa bechamel ponemos un cazo o sartén en el fuego, echamos un chorrito de aceite o un trozo pequeño de mantequilla, y cuando esté caliente incorporamos la harina sin dejar de remover.  Una vez se haya tostado un poco la harina vertemos la leche y movemos continuamente hasta que espese. Cuando esté casi en su punto le ponemos la sal.

Repartimos la salsa bechamel por encima de los canelones, ponemos queso rallado y metemos en el horno a gratinar hasta que los veamos doraditos.




También los podéis gratinar por raciones.


Es una receta ideal para tener preparada a falta de gratinar en el momento que la vayamos a consumir.




Y si os sobra relleno lo podéis servir junto con arroz blanco o algún tipo de pasta (macarrones, espaguetis, etc.)

Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlos.

Hasta la próxima!!











1 comentario: