lunes, 13 de julio de 2015

Cheesecake de oreo sin horno paso a paso


Tenía muchas ganas de hacer esta tarta, y qué mejor momento que ahora, que con este calor, no apetece nada encender el horno. Buscando por internet encontré esta receta en el blog Lo He cocinado yo, y me pareció tan sencilla, que la he hecho tal cual, y la verdad es que ha quedado riquísima. Lo único es que con estos ingredientes queda una tarta un poco pequeña, así es que os aconsejo que dupliquéis las cantidades si no queréis que se acabe en un abrir y cerrar de ojos (como ha pasado en mi casa).

Ingredientes para un molde de 18 cm.:

Para la base:
- 1 paquete de galletas Oreo doble crema (solo la galleta sin la crema de relleno)
- 40 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Para el relleno:

- 250 ml de nata para montar (35 % materia grasa)
- 80 g de azúcar
- 100 ml de leche fría
- 4 g de gelatina en polvo agar agar ( se puede sustituir por 4 hojas de gelatina )
- 250 g de queso Philadelphia
- La crema del relleno de las galletas


Elaboración:

Separamos las galletas por un lado y el relleno por otro, y reservamos 4 galletas sin relleno.


Trituramos las galletas en la picadora o con un tenedor, y las mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente, hasta que nos quede una mezcla arenosa. Vertemos sobre la base de un molde desmoldable, previamente forrado con papel vegetal y la repartimos y aplastamos bien con una espátula de silicona o el reverso de una cuchara. Metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.


Disolvemos la gelatina en la leche fría. Si utilizáis hojas de gelatina las tendréis que hidratar en agua.


Ponemos a calentar un cazo con la nata y el azúcar. Removemos hasta que el azúcar se disuelva. Añadimos la gelatina con la leche y removemos hasta que empiece a hervir. Dejamos un par de minutos.
Añadimos el queso crema y removemos hasta que se deshaga.
Por último agregamos la crema del relleno de las galletas y removemos hasta que tengamos una crema fina y sin grumos. Retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos.


Vertemos la mezcla en nuestro molde sobre la base de galleta, y dejamos cuajar en la nevera durante al menos 3-4 horas. Este tipo de tartas a mi me gusta hacerlas de un día para otro.


Una vez cuajada, rallamos por encima las cuatro galletas que teníamos reservadas.



Desmoldamos.


Y servimos.


Mmmmmmmm ! Riquísima, nada empalagosa y fresquita.

¡ Hasta pronto !

No hay comentarios:

Publicar un comentario